KM Arquitectos Lugo | Dos viviendas rehabilitadas en Cangas optan a los Premios COAG

Dos viviendas rehabilitadas en Cangas optan a los Premios COAG

Link Noticia Faro de Vigo

cristina g. cangas 15.02.2017 | 03:03

El Colegio de Arquitectos de Galicia celebra la XVII edición de los premios COAG de Arquitectura con la participación de 158 propuestas, de las que dos son de Cangas. Se trata de sendas viviendas rehabilitadas en el casco histórico, una de ellas ubicada en la calle Real, número 23, frente a la excolegiata; y la otra, en la calle Valentín Losada, número 10.

La primera de las obras es un proyecto de Gustavo Adolfo Álvarez-Valdés González, del estudio vigués Huga Arquitectura. Se trata de una vivienda entre medianeras, con una localización privilegiada frente a la excolegiata de Cangas. Estaba en estado de deterioro para rehabilitar y ampliar. Tal y como consta en la memoria descriptiva, a las dos plantas existentes con fachadas a conservar se añade un bajo cubierta forrado con material noble de zinc. . El programa de la vivienda se reparte entre la planta baja dedicada a garaje, instalaciones y acceso, la planta primera con la zona de estar, comedor y aseo y cocina con salida a la parcela y planta bajo cubierta con el dormitorio, aseo y pasarela sobre el estar cuyas paredes hacen de biblioteca. La parcela trasera se recupera como jardín y terraza. Según su autor, la construcción trata de ser respetuosa con lo existente y diferenciar lo nuevo, empleando materiales de calidad que ayuden a configurar una fachada de conjunto armoniosa.

Por lo que respecta a la vivienda ubicada en la calle de Valentín Losada, se trata de un proyecto del estudio de Lugo KM Arquitectos Viño López. El diseño es de María del Carmen Viño Vila con Miguel Ángel López Fernández, fundadores del estudio en 2002; y Mónica Folgueira Cobas, que colabora desde 2012.

Vacaciones para cuatro

Se trata de una pequeña vivienda entre medianeras, de 2,7 por 6,7 metros en laque los arquitectos diseñaron una casa de vacaciones para cuatro personas. Se partió de la idea de que “el espacio fluya desde la parte más baja del edificio hasta la terraza, y para ello se articulan cada una de las estancias a media altura en torno a la escalera, que se convierte así en el elemento principal de la intervención”.